SALVAR OBSTÁCULOS

Vamos a echar un vistazo a los obstáculos más comunes que se pueden encontrar en una ciudad, y cómo tenemos que hacerles frente.

Entre las dificultades más habituales que vamos a poder encontrar tenemos: bajadas o suelos inclinados, bordillos, charcos de agua, suelos difíciles, bandas de goma, alcantarillas, y suelos con arena.

Bajadas

Seguramente, el primer gran enemigo al que se tiene que enfrentar un patinador en fase de aprendizaje es una bajada.

Podemos utilizar el freno de taco o el freno en T para las que sean más fáciles, pero para las más complicadas será necesario contar con algún recurso más, como el freno con giro cerrado.

Si llevamos poco tiempo aprendiendo no estaremos preparados para grandes retos, aún tendremos mucho que mejorar. Para aprender sin riesgos es muy importante hacerlo en la ubicación apropiada.

Sería perfecto contar con una bajada ancha, que tenga un final poco inclinado, y que además le siga un terreno llano. De esta manera empezaremos desde abajo, subiendo muy poca distancia, y paso a paso aumentaremos el reto subiendo más metros.

Una vez que perfeccionemos nuestras técnicas de frenado, y consigamos un buen giro cerrado, las bajadas dejarán de ser un problema, aunque para llegar a eso puede pasar mucho tiempo.

Nunca te confíes, con velocidad en las ruedas todo resultará mucho más difícil, y no tendremos tiempo ni de pensar.

Bordillos

Foto mostrando el obstáculo del bordillo

El segundo obstáculo que vamos a ver son los bordillos. Para superarlos dispondremos de varias técnicas:

  1. Andando
  2. Saltando
  3. Con pasitos cortos

Subir un bordillo andando no será difícil, aunque es mejor acercarse siempre de lado que de frente.

Incluso nos podemos parar al tocar el bordillo, subimos con calma una pierna.

Foto que muestra el primer paso para subir un bordillo con unos patines en línea

Y una vez bien seguros y estables, subimos la otra.

Foto de cómo subir un bordillo con unos patines en línea

El salto forma parte del aprendizaje del nivel intermedio, por lo que hay que tener este nivel para intentarlo, pero existe otra forma de hacerlo sin necesidad de estar completamente parados.

Se trata de la técnica de los pasitos cortos (la puedes ver en el vídeo del final de la página). Es muy fácil y práctica, y es útil en muchas otras situaciones como ahora veremos.

Charcos de agua

La recomendación es clara, intenta evitarlos a toda costa.

Si se mojan las ruedas de nuestros patines tendremos dos problemas:

  1. Se pueden oxidar los rodamientos de las ruedas
  2. Perderemos casi todo el agarre en nuestras ruedas

Cuando no sea posible evitarlos, intenta pasar con el impulso que ya lleves, y si no es suficiente, utiliza pasitos cortos, para ser lo más delicados posibles y evitar un resbalón.

Suelos difíciles

Foto mostrando un suelo rugoso

Para este tipo de suelos hay que mantener una posición en tijera firme, haciendo fuerza con nuestros pies hacia abajo, y estar preparados para un descenso repentino de la velocidad.

Marca bien la posición, adelantado más la pierna y flexionando más las rodillas, de esta manera será más difícil perder el equilibrio.

Bandas de goma

En alguna ocasión podemos encontrarnos algún tipo de banda de goma, como las que se utilizan en circulación para disuadir a los conductores de llevar velocidades altas.

Hay de muchos anchos y tipos diferentes, pero en general lo mejor es pasarlas de un salto.

Alcantarillas y rejillas

Seguramente, esparcidas por nuestra ciudad podremos encontrar gran cantidad de rejillas y alcantarillas.

En las más grades se podrían quedar atascadas nuestras ruedas, y además, cualquiera podría estar rota, o mal colocada.

La primera medida que podemos tomar es pasarlas un poco de lado, para que la dirección de nuestras ruedas no coincida con la de sus aberturas.

Foto de cómo pasar una rijilla o alcantarilla con unos patines en línea

Aunque si no estamos seguros, y detectamos que hay alguna que está fuera de su sitio, la mejor forma de pasarlas es dando un salto, y así nos evitaremos muchos problemas.

Grietas

Existen algunos suelos que pueden presentar grietas. No habrá ningún problema mientras no nos encontremos con alguna que tenga un tamaño considerable.

Foto mostrando una grieta peligrosa en el suelo a la hora de patinar

Estos pequeños obstáculos pueden dar más de un susto, ya que en algunas ocasiones son difíciles de detectar, o simplemente que no les prestamos la suficiente atención.

No es nada agradable sentir que uno de nuestros patines pierde la velocidad en seco, algo que podemos evitar con un pequeño impulso hacia arriba, sin necesidad que se convierta en un salto, solo se trata de quitar a las ruedas un poco de peso.

Zonas con arena

En una zona con arena se puede recurrir a varias técnicas, dependiendo de la velocidad a la que nos acerquemos, y de la cantidad de arena que haya acumulada.

Para pequeñas cantidades, como en las zonas cercanas a la playa, no hay que tomar mucho impulso, y realizar pasos más cortos, ya que puede ser notable la perdida de agarre.

La técnica de pasitos cortos también será válida en suelos con mucha más arena, o que presente algo de vegetación.

Si de repente nos encontramos con un cambio de asfalto a arena, puede ser una situación complicada. Dependiendo de la cantidad acumulada, los patines podrían ser muy rápidos, o quedarse atascados.

Foto de una zona de arena en la acera

Tenemos que estar prepararnos para todo, tanto para pasar de forma rápida, como para sufrir un descenso repentino de velocidad.

Con un poco de practica todo resultará mucho más fácil, y dejaremos de sufrir con tanto obstáculo. De echo, pronto dejaremos de llamarlo así, y será una parte más de nuestras rutas patinando. En esos momentos seguro que el patinar nos empieza a gustar mucho más.

Aquí tienes algunos vídeos sobre este tema, practica y sigue avanzando.

Consulta este video para aprender más sobre las bajadas

Vídeo sobre los suelos complicados, zonas de arena,tramo difícil, etc.

Vídeo sobre bordillos, charcos de agua, bandas de goma, grietas,…

Comparte esto en ...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Todo lo que necesitas saber para patinar por tu ciudad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies