Review patinete E-Twow Booster V Samsung 10.5Ah

¡Hola a todos!

Hoy queremos presentar un patinete eléctrico para todos los amantes de la movilidad sostenible por ciudad, el E-Twow Booster V Samsung.

Se trata de un patinete con una valoración muy buena por parte de los usuarios, y en las comparativas que podemos encontrar en Internet, por lo que después de varios años buscando una alternativa de este estilo, creímos que el gran momento ya había llegado.

Patinete e-TWOW Booster V

Tenemos que matizar, que en este caso se trata del nuevo modelo Booster V, lanzado recientemente con una batería de 10,5 Ah, por lo que de esta versión, a día de hoy (abril 2018), resulta difícil encontrar un análisis sobre su rendimiento en las pendientes.

Así que con prácticamente un mes de uso, y más de 230 km recorridos, vamos a ver sus características principales, comentar nuestras impresiones, y finalmente llegar al apartado de las conclusiones, que incluirá una lista de pros y contras.

¡¡Comenzamos!!

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

Se trata de un patinete eléctrico en aleación de aluminio y pintura metalizada, que entre sus características principales destaca su motor tipo Brushless (sin escobillas), de 500 W y 36 V, y una batería Samsung de 10.5 Ah.

Este motor se encuentra ubicado en el interior de la rueda delantera, y para hacerlo funcionar solo tendremos que pulsar el botón de encendido del patinete (en la pantalla central), y accionar el gatillo del lado derecho del manillar.

Detalle del motor

Detalle de la botonera

Según las especificaciones de la página oficial del distribuidor en España, puede con una carga máxima de 125 kg, alcanza los 35 km/h, sube pendientes de 25 grados, y tiene una autonomía de 40 km (calculado a vel. 20 km/h, carga de 75 kgrs, y viento de 10 km/h).

Aunque también hay que tener en cuenta que si no tenemos batería, o simplemente no lo hemos encendido, nos podemos desplazar con él como un patinete normal de toda la vida.

Para recargar la batería disponemos de un trasformador que puede realizar una carga completa en menos de 4 horas.

Detalle del cargador de la batería

La batería se encuentra debajo de la plataforma, y el conector lo tenemos muy a mano, cerca de la palanca de plegado, tapado con una pequeña protección de goma.

Concetor para recargar la batería

El gatillo situado al lado izquierdo es un freno electrónico magnético muy efectivo y potente. Este freno, además, activa un sistema de regeneración de energía cinética (KERS). Este sistema nos permite recuperar algo de carga eléctrica cuando lo mantenemos pulsado en una bajada, ¡¡genial!!

El guardabarros trasero también funciona como freno, igual que en un patinete normal. Por cierto, el fabricante nos indica que en esta ocasión se pueden accionar ambos a la vez (esto no era posible en modelos anteriores).

Las ruedas, las hemos medido, y tienen un diámetro de 20 cm, el neumático es de caucho duro, y por lo tanto no se puede pinchar. Aunque…, ¡no era necesario medir!, ya vienen marcados con sus medidas: 200×40. :]

Disponemos de amortiguador tanto delantero como trasero.

Vista del amortiguador trasero ubicado en parte inferior del patinete

El patinete se puede plegar, y para eso solo necesitamos pulsar con el pie la palanca inferior de color rojo metálico.

Detalle de la palanca para plegar el patín

A la vez, hay que hacer un pequeño movimiento del manillar hacia delante, y eso nos permitirá dos posiciones diferentes. La primera sirve como modo de estacionamiento, y la siguiente es para poderlo guardar en un rincón de casa.

Patinete plegado, con las manetas desplegadas

Como podemos ver, tumbado y con las manetas también plegadas, llega a ocupar muy poco espacio.

Patinete plegando y tumbado

Para no tener ningún tipo de problema, todo se queda fijado gracias a un anclaje que hay en el cuerpo del patín y en el guardabarros trasero, que solo tendremos que bajar ligeramente para completar la operación.

Detalle de la fijación del patinete al estar plegado

En la posición tumbada, nuestras mediciones son: largo 945mm, ancho 320 mm, y una altura de 150 mm. Algo diferentes a las indicadas al manual (corresponden al modelo S2 booster plus), y a las que aparecen en la web del distribuidor. Su peso total es de prácticamente 10.5 kgrs, según nuestra báscula (no es ningún portento en precisión).

La plataforma donde nos subimos tiene unas dimensiones muy acertadas, con un agarre inmejorable que nos permitirá llevar los pies en cualquier posición sin miedo a sufrir cualquier movimiento inesperado.

Detalle de la plataforma del patinete

Incorpora un pantalla digital que nos informará del estado de la batería, velocidad, temperatura, y pulsando el botón “S” (set) podremos ver, o los kilómetros totales recorridos por el patinete, o los recorridos desde la última vez que pusimos el contador a 0 (pulsando unos segundos el mismo botón).

Detalle de la botonera

Además a través de esta pantalla, si seguimos las instrucciones del manual, podremos limitar la velocidad máxima (a 6, 12, 20, 25, o 30 km/h), activar el modo de arranque seguro (hay que empujar y pulsar el gatillo a la vez), o configurar el sistema de control de velocidad (para ir a una velocidad determinada sin necesidad de pulsar el gatillo acelerador).

El vendedor nos informa, que según el fabricante, la configuración con la que se entrega es la más recomendable.

El resto de botones son el claxon, la luz led incorporada en la parte delantera de la misma pantalla, y el de encendido/apagado del patinete.

Hay disponibles hasta 7 colores (el que hoy analizamos es el gris), y la correa para el transporte es un accesorio NO incluido, pero en algunos casos, al comprarlo en tienda física, la pueden ofrecer como regalo.

Correa para colgar al hombro, y asa de transporte

Es de la propia marca, y diseñada para este patinete. Tiene un asa para llevarlo cogido de la mano, y una correa para llevarlo colgado al hombro.

Antes de pasar a probarlo, solo nos queda añadir que la base incorpora 4 reflectores, y el guardabarros una luz de freno que se activa cuando pulsamos el correspondiente gatillo.

Luz trasera del patinete encendida

TOMA DE CONTACTO y ANÁLISIS

La verdad es que, después de leer algún comentario sobre la necesidad de pasar por un pequeño período de adaptación, esperábamos alguna de dificultad en nuestra primera prueba, pero nada más lejos de la realidad.

Encender, subirse, y nos encontramos muy cómodos desde el mismo instante en el que pulsamos el acelerador. Eso sí, el patinete empuja con fuerza, y hay que agarrarse bien a las manetas.

La velocidad que podemos alcanzar es superior a los 30 km/h, y además lo haremos casi sin darnos cuenta, por lo que este conjunto motor/batería comenzó transmitiendo muy buenas sensaciones.

Al probar giros cerrados, baches, y superación de pequeños bordillos, vimos un comportamiento bueno. No es necesario hacer muchos equilibrios para circular a muy baja velocidad, los suelos irregulares no causan demasiadas vibraciones, y no hay problemas para superar diferencias de altura inferiores a 3 cm.

El freno que incorpora en el gatillo izquierdo nos sorprendió. Solo actúa en la rueda delantera, pero tiene una gran potencia, y cuando lo vamos a usar es buena idea estar prevenidos con una buena postura, para evitar ser empujados hacia delante.

Además, al pulsar este gatillo no solo se frena, también se activa el sistema de regeneración de energía, que se encargará de recargar nuestra batería y así mejorar nuestra autonomía.

Según el manual, este freno podría dejar de funcionar en según que condiciones (batería con carga baja, o sobrecalentamiento), por lo que es recomendable estar siempre preparados por si hay que utilizar el freno del pie.

Hemos realizado muchas pruebas en bajadas, y no ha fallado nunca, pero en una ocasión notamos menos efectividad de la esperada. Aunque solo fue un instante, y solo en el momento inicial, pero aquí precisamente es cuando actúa con más fuerza, y como estábamos en bajada, con velocidad, y nos acercábamos a un cruce…, realmente nos hizo tragar un poco de saliva.

Como se puede ver, este patinete no es ningún juguete. Esto lo deja muy claro el manual en la sección de seguridad:

El producto es solo para adultos (mayores de 18 años). No es adecuado su uso para menores de edad.

Al cogerlo en la mano por primera vez, te das cuenta que no es poco lo que pesa. Que nadie piense en colgárselo al hombro y salir corriendo, aunque una vez que lo pruebas varias veces, te puedes animar a recorrer bastantes metros.

La mayor parte de su peso se concentra en la parte delantera, donde se ubica el motor, así que para llevarlo bien cogido, esta parte debería quedar en el lado superior.

Foto andando con el patinete cogido al hombro

Una de las funciones principales de la pantalla es indicarnos el estado de la batería. En nuestro caso, al encenderlo por primera vez, era del 80 %. Aquí no hicimos caso a la indicación de realizar una carga completa antes que usarlo, y nos fuimos a probar el patinete en un recorrido casi totalmente llano de unos 4 km.

Pero al final del mismo teníamos una subida con una inclinación bastante importante. Una prueba en la que llevábamos mucho tiempo pensando…, ¿Podría este patinete subirnos por una cuesta de inclinación considerable?

Pues una vez arriba, todas las dudas se despejaron, y todo el recorrido se convirtió en una experiencia muy gratificante, que se vio culminada al llegar a la parte más alta sin ningún problema.

Las baterías suelen necesitar varias cargas para llegar a pleno rendimiento, pero en esta, su primera gran prueba, sacó muy buena nota. La pendiente no era poca cosa, y tenía unos 100 m de longitud, pero la velocidad no bajo en ningún momento de los 12 km/h, incluso en la parte final, donde las condiciones son todavía más exigentes.

Después de esto, la palabra que más se alejaba de nuestra valoración era defraudado. Aún quedaban muchas otras cosas por probar, como la fiabilidad de indicador de carga, que bajó en 4 km del 80 % al 50% (pude ser normal para un primer uso), la autonomía, etc, pero el primer día nos dejó con una gran sabor de boca.

A partir de aquí, hemos hecho multitud de recorridos: en llano, en terreno variado con subidas y bajadas, sobre mojado, de corta y larga distancia, etc, y la respuesta ha ha sido siempre excelente, salvo en terreno mojado.

Cuando caen las primera gotas no hay problema en continuar la marcha, pero una vez que el suelo empieza a estar empapado, es mejor parar, porque la rueda delantera no tardará en comenzar a derrapar.

Otro tema que nos sobrevino antes de lo pensado fue el de los ruidos. Según la información que habíamos recabado, el patinete no necesitaba de nuestra atención hasta los 300 km. Llegados aquí era recomendable repasar el apriete de todos los tornillos, y realizar un poco de engrasado en las partes móviles de la amortiguación.

Se puede decir que los tornillos prácticamente no se han movido del sitio, pero con tan solo 30 km ya sufríamos ruidos generados por el basculante de la amortiguación trasera. La solución fue rápida y sencilla, solo hubo que engrasar con un poco de aceite todas las parte móviles de esta zona.

Cuando llegamos a los 150 km, fue la palanca de plegado la que se quedó totalmente clavada, y nos hizo pensar en lo peor, pero dejando actuar el engrase durante unas horas, lo pudimos solucionar. Además, es desde entonces que notamos que tiene un funcionamiento acorde con lo esperábamos, sencillo y rápido.

Ya puestos a quejarnos, también diremos que las manetas en un principio resultan algo desagradables al tacto, pero afortunadamente esto mejora enormemente con el uso, y hablando de tacto, el gatillo del acelerador, es algo que se podría mejorar ligeramente, para poder disponer de arranques un poco más suaves, y que sea más fácil mantener constante una velocidad baja.

Tema a parte es el indicador de la batería. En muchas ocasiones, dejamos una carga del 80 %, y al día siguiente tenemos un lectura de 100 %. Además, este dato se mantenía durante un buen tiempo, y solo más tarde comenzaba a marcar una cifra medianamente razonable para los kilómetros recorridos.

Dos días seguidos tuvimos una indicación de muy poca carga habiendo realizado pocos kilómetros, lo cual nos llegó a asustar. No sabíamos si era un mal comportamiento de la batería, o una medición errónea. El cargador por otro lado, nos indicó que la carga estaba completa, cuando había pasado un poco menos del tiempo esperado.

Acto seguido, después de una carga completa, creímos que había llegado el momento de someter al patinete a una prueba de resistencia de 31 km. Era un recorrido variado, pero se intentó que la mitad del trayecto fuera en llano, y a una velocidad de entre 20 y 25 km/h.

Constantemente mirábamos la pantalla, y no vimos demasiadas indicaciones. Básicamente, justo en el km 12 bajó al 70%, en el km 22 al 50 %, y en el km 31 aún nos marcaba un 40 %.

Hasta el día de hoy, todo sigue en esta misma dirección, lecturas poco exactas, pero un rendimiento de la batería que entra dentro del termino “excelente”.

Pero…, y finalizado ya este apartado sobre las quejas, había una prueba que aún nos quedaba en mente, y que despertaba una enorme curiosidad: podría el patinete con la mayor pendiente en varios kilómetros a la redonda. Es una verdadera pared, con una longitud de 700 m, sin duda esta era la prueba definitiva.

La pendiente, como decimos, era muy exigente, y ademas desde el mismo inicio. Aquí se puede apreciar el punto hasta el que queremos llegar.

Foto para ver en perspectiva la cuesta que hay que subir

La expectación, y la incertidumbre eran máximos, y la respuesta fue muy clara…, pero mejor esto lo vemos en el vídeo que viene a continuación.

Foto del inicio de la cuesta

PROS/CONTRAS y CONCLUSIONES

PROS

  1. Patinete robusto, con buenos materiales en todas sus piezas
  2. Muy buena velocidad y autonomía
  3. Con esta versión de batería se pueden superar pendientes acusadas
  4. La recarga de la batería es relativamente corto
  5. Las ruedas no se pinchan
  6. Mantenimiento mínimo
  7. Ocupa poca espacio en casa.
  8. Fácil de manejar y de utilizar.
  9. El peso se podría considerar excesivo, pero está dentro del límite de lo aceptable.

CONTRAS

  1. Precio elevado.
  2. Indicador de estado de la batería poco preciso
  3. Pantalla poco visible a plena luz del día
  4. Botón del claxon en una posición poco acertada
  5. Se podría mejorar la facilidad para conseguir un arranque suave
  6. Al recibir luz solar, la pantalla no muestra la temperatura ambiental real

CONCLUSIONES

Los primeros días de uso de este patinete, ya mostró claramente ser una muy buena opción para la movilidad por ciudad. Ir y volver de cualquier lugar en un radio de varios kilómetros, se había convertido en algo rápido y divertido.

Se aprecia buena calidad, un buen comportamiento, y nos encanta su bajo mantenimiento. Hay que adaptarse un poco a su “genio”, pero disponemos de un buen freno, una buena autonomía, y una buena capacidad para superar pendientes.

Si repasamos la lista de contras, vemos que la mayoría de los inconvenientes se centran en el mismo lugar, la pantalla. Sin duda es el elemento que inspira menos confianza desde el minuto 1. En nuestro caso ni siquiera presentaba el aspecto que se espera de algo nuevo (“cristal” rayado y con no muy buen aspecto).

Su función principal es mostrarnos el estado de la batería, y no vemos que sea muy precisa.

El precio se puede considerar su mayor pega, pero tenemos que tener en cuenta un dato, si no tenemos apenas coste por mantenimiento, ese precio se podría ir amortizando poco a poco con el paso del tiempo.

Pero no solo se trata de números, también hay otra cuestión importante, y es que este patinete nos permite movernos con muchísima libertad por toda la ciudad. Vamos de puerta a puerta, sin problemas de congestión de tráfico, y además, se puede disfrutar durante el recorrido

Su nota final no puede ser inferior a un 9, además la situaríamos muy cerca del 10, pero todavía le quedan pequeños detalles que hay que pulir. Sin duda un producto muy recomendable.

Aquí acabamos por hoy, en cuanto podamos publicaremos otro vídeo, un poco más completo, para poder verlo todo con más detalle, nos vemos, ¡¡chao!!

COMPRAR

Si te gusta el patinete puedes visitar los siguientes enlaces, tienes diferentes opciones para elegir tu color preferido, el de la review es el gris.

Los enlaces incluidos son enlaces de afiliado. Si compras a través de ellos puede que yo reciba una comisión de esa venta, pero esto no tendrá ningún efecto sobre el precio al que tú compres.

E-Twow Booster Samsung 10,5Ah Patinete,Gris
E-Twow Booster Samsung 10,5Ah Patinete,Rojo
E-Twow Booster Samsung 10,5Ah Patinete,Negro
E-Twow Booster Samsung 10,5Ah Patinete,Blanco
E-Twow Booster V Samsung 10,5Ah Patinete,Verde

Comparte esto en ...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Todo lo que necesitas saber para patinar por tu ciudad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies