Aprende a patinar en cinco pasos

Bienvenido al Curso en 10 Pasos

Hola a todos, en este curso vamos a simplificar las cosas y vamos a aprender a patinar en tan solo 10 pasos. Está dividido en dos partes:

  1. Aprende a patinar en cinco pasos (el vídeo estará disponible en breve)
  2. Cinco movimientos para patinar mejor (disponible próximamente)

Si necesitas más ayuda con alguno de los movimientos consulta la sección correspondiente en nuestro curso “Aprender a patinar”.

¡¡Comenzamos!!

1. GANAR EQUILIBRIO

Lo primero que vamos a hacer es ganar un poco de equilibrio con nuestros patines. Nos vamos a montar sobre unas ruedas, y además vamos a estar a más altura…, a esto hay que acostumbrarse.

Podemos empezar de la manera más fácil posible, colocándonos en un terreno en el que las ruedas no se puedan mover libremente.

Imagen con unos patines sobre césped

Simplemente con permanecer de pie sería suficiente. Pero ya que estamos aquí vamos a conocer algo importante como la posición de seguridad.

Esta posición es la que tenemos que utilizar para sentirnos más seguros cuando pasemos a un terreno liso. Además es muy importante empezar a comprender desde el primer momento que con los patines siempre hay que llevar una postura ligeramente adelantada.

Imagen de la posición de seguridad

Tenemos que colocar los patines en paralelo, y flexionar ligeramente las rodillas de manera que las puntas de los patines, nuestras rodillas, y la punta de la nariz, queden todos ligeramente adelantados en el mismo punto.

Con los brazos estirados conseguiremos máxima estabilidad.

No es algo muy divertido, pero será necesario para prepararnos de una manera progresiva y correr el menor número de riesgos. También hay muchos ejercicios que deberíamos hacer, como levantar una pierna, llevarla para atrás, o hacer pequeños saltos.

Imagen realizando ejercicios de equilibrio sobre el césped

Después de cada movimiento tenemos que volver a la posición de seguridad, sin necesidad de estirar siempre los brazos. De lo que se trata es de ir acostumbrándonos a los patines, y a volver siempre a una posición flexionada de rodillas.

Llega el momento de poner las cosas un poco más difíciles, tenemos que pasar a un suelo liso, y además disponer de barandilla a la que nos podamos agarrar.

Hay que practicar los mismos ejercicios del paso anterior, si no han sido suficientes aquí notarás mucha inseguridad.

Seguidamente es el momento de empezar a patinar. Para esto lo único que necesitamos es colocarnos en la posición de seguridad (nos podemos agarrar a la barandilla), colocar los patines formando una V, y al dar pasos cortos ya estaremos patinando.

Para coger un poco de confianza no hay nada mejor que desplazarse con la técnica del abre/cierra, lo puedes ver en el vídeo de más abajo (disponible próximamente).

2. AVANZAR EN LÍNEA RECTA

Aunque ya nos estamos moviendo, todavía nos conocemos la manera más efectiva de hacerlo.

Para desplazarse ya hemos visto que necesitamos una posición de los patines en V. Ahora nos vamos a colocar en esta misma posición, pero con un patín un poco más atrás que el otro.

Con este patín que esta un poco más atrás es con el que nos impulsamos, y una vez que lo hacemos, durante un instante llegarán a estar los dos muy juntos, pero al adelantarlo volveremos a dibujar una V. De esta manera podemos seguir nuestro movimiento con la otra pierna.

Imagen de uno de los pasos del avance en línea recta

Sobre todo no nos podemos olvidar de llevar una postura ligeramente adelantada, esta es la causa de muchas caídas para atrás, algo que tenemos que evitar…, sobre todo cuando empecemos a practicar en un terreno libre y despejado.

Imagen patinando algo alejados de una barandilla

3. POSICIÓN EN TIJERA

Con unos días de practica llegaremos a conseguiremos más fuerza en el impulso, y rodar muchos metros, pero no podemos dejar los patines en paralelo. Siempre hay que patinar con pierna un poco más adelantada que la otra.

Esta posición es básica, y se conoce como posición en tijera.

Imagen de la posición en tijera

Nuestro objetivo es conocerla muy bien, y sentirnos cómodos tanto llevando una pierna adelantada como la otra. Una buena distancia es dejar 3 o 4 ruedas de diferencia.

Las practicas serán muy sencillas. Primero nos impulsarnos, y mantenemos una pierna adelantada. Después de varias pruebas hacemos lo mismo pero con la otra pierna.

Es muy posible que en estos momentos notemos que con una nos resulta más fácil que con otra. Esto es algo que siempre va a suceder, una pierna es más dominante que otra, y habrá que compensarlo con algo más de práctica.

Por último, lo que tenemos que hacer es impulsarnos y hacer varios cambios consecutivos, cambiando varias veces de pierna.

En estos momentos estamos dando forma a nuestro estilo patinando, y hay que concentrarse en prepararnos bien. Una vez que este paso lo tengamos claro, será el momento de empezar con el giro natural.

4. GIRO NATURAL

En los primeros días no vamos a dejar de conocer cosas nuevas, y todas esenciales para nuestro patinaje. Ahora es el turno de aprender a girar, algo que en el futuro lo utilizaremos para muchas cosas, para recortar en una bajada, esquivar obstáculos, frenar…

Lo primero que hay que hacer es decidir el lado de giro…, si queremos girar a la derecha, adelantaremos el patín derecho, y si queremos girar a la izquierda adelantaremos el patín izquierdo.

Solo nos queda inclinar un poco el cuerpo para ese lado y ya tendríamos que empezar a girar. Es posible que en los primeros intentos no obtengamos resultados, pero no hay que preocuparse esto es algo muy normal.

Podríamos probar a mover la cadera, o cualquier cosa que se nos ocurra que nos pueda ayudar, pero solo como una ayuda inicial, porque es todo el cuerpo de una manera muy neutra el que nos tiene que hacer girar.

Imagen realizando el giro natural

Si no lo consigues, relájate y flexiona un poco las rodillas, hay que inclinarse de manera muy similar a como lo haríamos si fuéramos en bicicleta.

Y si algo no nos sale, o nos parece difícil, la norma siempre va a ser la misma, vuelve al paso o ejercicio anterior. En este caso hay que insistir un poco más con la posición en tijera, y una vez que cojamos más confianza, seguro que conseguimos separarnos de la barandilla sin apenas darnos cuenta.

Una vez conseguido, y ya con algo de practica, hay que seguir perfeccionado cosas que ya hemos aprendido. Durante unos días realizaremos el ejercicio de tocar los tobillos (avanzar despacio haciendo que un patín toque ligeramente al otro). Esto es muy importante para dejar bien pulida nuestra técnica de avanzar.

Que nadie pueda decir que aprendiendo por Internet no se consiguen buenos resultados.

5. FRENAR

Llega el momento de aprender a frenar, algo fundamental, y lo vamos a hacer con tres técnicas diferentes:

  1. Freno en A
  2. Freno de taco
  3. Freno en T

FRENO EN A

El freno en A es un manera sencilla de perder velocidad.

Tenemos que colocar los patines en paralelo, y hacer fuerza con los talones hacia fuera.

Imagen del freno en A

Esta técnica es la que utilizada por los esquiadores, pero como hemos visto antes, con los patines nunca llevamos los pies en paralelo, ya que es muy fácil perder el equilibrio.

Para conseguir más estabilidad estira los brazos.

Imagen del freno en A con los brazos estirados

Pero nuestra recomendación es que desde inicio dediquemos todos nuestros esfuerzos a aprender frenar con el taco.

FRENO DE TACO

Esta técnica es realmente versátil, y de gran ayuda en cualquier situación que nos podamos encontrar. Con un poco de dedicación y entrenamiento se pueden conseguir muy buenos resultados.

Imagen utilizando el freno de taco

Para empezar lo único que tenemos que hacer es adelantar el patín con el freno, y levantar la punta para hacer fuerza en el suelo.

Imagen utilizando el freno de taco en primer plano

Al inicio no tendremos capacidad para aplicar mucha fuerza, pero esto cambiará en poco tiempo. Una vez que lo conozcamos mejor podemos experimentar con la posición de nuestro cuerpo.

Si flexionas más la rodillas, y adelantas más la posición del cuerpo, podrás realizar muy buenas frenadas.

Imagen de una posición más flexionada para frenar con el freno de taco

FRENO EN T

El freno en T va a ser un proyecto de cara al futuro, ya que nos llevará tiempo aprenderlo bien. Podemos empezar con su aprendizaje una vez que tengamos un buen nivel con todos los movimientos que hemos visto.

Nuestro método nos puede poner las cosas muy fáciles, pero como decimos nos llevará su tiempo.

Imagen frenando en T en una bajada

Tenemos que empezar aprendiendo a patinar a una sola pierna. Esto con ayuda de una barandilla será muy sencillo, y lo tenemos que plantear como un reto. Cada día tenemos que ser capaces de aguantar un poco más en esta posición.

Para el freno en T se suele usar solo una pierna, pero aprender con las dos nos aportará grandes beneficios a nuestro nivel patinando.

Una vez logrado, empezaremos colocando la pierna en la posición de frenar, pero sin apenas frenar. Solo queremos probar nuestra estabilidad en esta posición.

Imagen frenando en T con un ángulo muy cerrado

Prueba diferentes ángulos sin apenas hacer fuerza en el suelo, de esta manera verás de qué manera te encuentras más estable. A partir de aquí ve mejorando, y empieza a aplicar un poco más de fuerza.

Poco a poco nos tenemos que adaptar a una nueva posición de todo nuestro cuerpo. Si necesitas ayuda con la estabilidad estira los brazos.

Imagen frenando en T con los brazos estirados

Solo nos queda ganar algo más de potencia de frenado, y saber frenar en una bajada.

Para frenar con más potencia, separa más el patín hacia atrás, de esta manera podrás hacer más fuerza.

Imagen frenando en T con el patín algo más atrás para hacer más fuerza

Y con las bajadas, mucho cuidado, este tema hay que conocerlo bien antes de probarlo…, esto lo veremos un poco más adelante.

Aprende con seguridad, patina con seguridad…, pero sobre todo no te olvides divertirte…

¡¡Nos vemos pronto!!

NOTA SOBRE LA DUREZA DE LAS RUEDAS

Para comenzar con el freno en T no es necesario comprar ruedas más duras, y de hecho de momento no conviene, ya que perderemos algo de agarre. Más adelante, cuando ya sea nuestro método habitual de frenar, sí que será necesario, y habrá que elegir valores 83A o algo superior.

Imagen de unas ruedas de dureza 85A

No solo porque se desgastarán menos, también nos harán más fácil el derrape.

Comparte esto en ...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Todo lo que necesitas saber para patinar por tu ciudad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies